Hidrodilatación

 

¿Qué es la hidrodilatación?

 

La hidrodilatación es una técnica que consiste en introducir líquido, acostumbra a ser suero fisiológico, en un espacio intracapsular, normalmente en hombro y tobillo, con el objetivo de expandirla en tamaño y volumen. Es un procedimiento indoloro que se puede realizar de forma ambulatoria y en el que el especialista médico se guía a través de una ecografía.

 

Normalmente esta técnica está indicada en casos de capsulitis adhesiva que se acompaña de dolor y movilidad reducida.

 

Procedimiento

 

El especialista se guía a través de una ecografía y se inyecta el líquido a presión dentro de la articulación. Para minimizar el riesgo de infección se utilizan medidas de asepsia. Seguidamente se administra anestesia local en la zona y se introducen entre 10 y 20 cc de suero, dependiendo del tipo de articulación, así como corticoides. Esa inyección a presión, ese aumento de volumen, rompe la cicatriz establecida.

 

Consigue «despegar las paredes» de la cápsula articular, con ello se recupera el volumen de la articulación y así se recupera el movimiento de la articulación y se alivia el dolor.

 

El tratamiento suele durar entre 15 y 30 minutos y una vez realizada la técnica se realizan movilizaciones pasivas de la articulación.

 

 

Resultados

 

Son prácticamente inmediatos y es aconsejable iniciar una fisioterapia precoz, siempre supervisada, para que el paciente se recupere en el menor tiempo posible y se reduzcan al máximo las posibles recaídas.

 

No hay contraindicaciones para volver a repetir la técnica si fuera necesario. El paciente debe seguir con ejercicios de rehabilitación hasta conseguir la recuperación completa.